in

¿Por qué se conmemora hoy el Día Internacional del Holocausto?

El 27 de enero de 1945 significó el final del Holocausto y fue la liberación de Auschwitz. Como parte de la conmemoración, en Auschwitz se encuentran 200 sobrevivientes y 50 delegaciones de distintos países para recordar los 75 años de la liberación del ex- campo de concentración.

La Asamblea General de la ONU decidió en 2005 declarar este día teniendo en cuenta que fue el 27 de enero de 1945 cuando las tropas soviéticas liberaron el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau.

Seis millones de hombres, mujeres y niños judíos perecieron en el Holocausto. Y este evento no solo afectó a los países donde se cometieron crímenes nazis sino también en otros muchos lugares del mundo, donde muchas personas también perdieron la vida.

El 27 de enero se recuerda el ‘Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto’, una fecha que busca no solo rendir homenaje a los cientos de personas que murieron en los campos de concentración nazi, sino también tomar medidas para ayudar a los más jóvenes a crear resiliencia en cuanto a las ideologías de odio.

“Si perdemos la memoria, aniquilamos el futuro. Que el aniversario del Holocausto, la indecible crueldad que la humanidad descubrió hace 75 años, sea una llamada a detenernos, a guardar silencio y recordar. Lo necesitamos, para no volvernos indiferentes”, expresó el Papa Francisco a través de su cuenta en Twitter en el marco de la Jornada de la Memoria.

Actualmente, se han propagado en la sociedad otros tipos de discriminación, más allá de aquellas promovidas por grupos neonazis o de supremacistas blancos. Hoy el mundo tiene que lidiar con problemas como la xenofobia, la discriminación de género u orientación sexual.

¿Qué es la xenofobia?

La xenofobia es un temor irracional hacia los extranjeros, lo cual provoca rechazos e incluso puede conducir a actos violentos como maltrato, violación de los derechos básicos de la persona e incluso la muerte del individuo. Se dice que es irracional, puesto que no necesariamente existen bases que justifiquen el odio o rechazo hacia la persona diferente, más allá de su idioma, color de piel o condición de extranjero.

La xenofobia es uno de los problemas de la actualidad que puede desencadenar crímenes de odio, debido al alto número de inmigrantes que se han visto en la necesidad de abandonar su país bien sea por situaciones bélicas, problemas políticos o falta de oportunidades en el lugar de donde provienen.

El antisemitismo: otro problema de discriminación

El antisemitismo fue el eje fundamental que desató el holocausto nazi. Se conoce como antisemitismo al rechazo hacia la comunidad judía y su discriminación social, económica y política.

Aún hoy en día perviven ideales antisemitas, lo que ha llevado a muchos movimientos en pro de los derechos humanos y ONGs a ponerse manos a la obra para garantizar la igualdad de oportunidades para los judíos en varias áreas de trabajo y países del mundo.

Conmemorar el Día de las Víctimas del Holocausto

Para conmemorar este día lo mejor es compartir frases de aceptación y tolerancia hacia aquellos que son diferentes. Todos los seres humanos padecemos los mismos miedos, soñamos con cosas similares. Buscamos ser felices de formas distintas, así que no rechacemos a nadie por su color de piel, creencias religiosas, nacionalidad, género o condición social.

Un poco de historia

En Historia, se identifica con el nombre de Holocausto —también conocido en hebreo como השואה, Shoá, traducido como «La Catástrofe»— a lo que técnicamente también se conoce, según la terminología nazi, como «solución final» —en alemán, Endlösung— de la «cuestión judía», al genocidio étnico, político y religioso que tuvo lugar en Europa durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial bajo el régimen de la Alemania nazi. Los asesinatos tuvieron lugar a lo largo de todos los territorios ocupados por Alemania en Europa.

La decisión nazi de llevar a la práctica el genocidio fue tomada entre finales del verano y principios del otoño de 19414​ y el programa genocida alcanzó su punto culminante en la primavera de 1942 —desde finales de 1942, las víctimas eran transportadas regularmente en trenes de carga, especialmente conducidos a campos de exterminio donde, si sobrevivían al viaje, la mayoría eran asesinados sistemáticamente en las cámaras de gas—.

A cargo de su planificación, organización administrativa y supervisión estuvo Heinrich Himmler. Por lo demás, fue la repetida retórica antisemita de Adolf Hitler la que incentivó la ejecución de las matanzas, que además contaron directamente con su aprobación. De esta forma, entre 1941 y 1945, la población judía de Europa fue perseguida y asesinada sistemáticamente, en el mayor genocidio alguna vez del siglo XX. Sin embargo, este exterminio no se limitó sólo a los judíos, sino que los actos de opresión y asesinato se extendieron a otros grupos étnicos y políticos. Cada brazo del aparato del Estado alemán participó en la logística del genocidio, convirtiendo al Tercer Reich en un «Estado genocida». Las víctimas no judías de los nazis incluyeron a millones de polacos, comunistas y otros sectores de la izquierda política, homosexuales, gitanos, discapacitados físicos y mentales y prisioneros de guerra soviéticos.

Comparte tus ideas sobre cómo evitar un nuevo holocausto a través de las redes sociales utilizando el hashtag
#DíaInternacionaldeConmemoracióndelasVíctimasdelHolocausto

Descripcion de foto portada: Judíos polacos capturados por alemanes durante el Levantamiento del gueto de Varsovia, mayo de 1943.

 

https://twitter.com/ONU_es/status/1221737108924260352?s=20

Deja tu opinion

Alberto Plaza: «La política es el arte de impedir que los comunistas lleguen al poder»

Prensa Opal denuncia “hurto de imágenes” y tergiversación de las mismas por parte de canales de televisión